martes, 22 de julio de 2014

FORMACIÓN DE MÉDICOS EN VENEZUELA: UN PROBLEMA DE VIEJA DATA

A principios de la primera década del siglo XIX se planteó la necesidad de modificar y actualizar la enseñanza de la medicina en el país. Los estudios médicos que se llevaban a cabo, fundamentados en la adquisición de conocimientos mediante lecciones aprendidas de memoria con preguntas y respuestas sobre un libro de texto particular, se presentaba ya insuficiente y agudizaba la desproporción entre la enseñanza teórica y la necesidad de poner en práctica y actualizar los conocimientos médicos adquiridos.

A fin de denunciar y hacer efectiva una necesaria modificación de la enseñanza de la medicina, el Dr. Luis Razetti publicó en el año 1893 en la Gaceta Médica de Caracas un estudio crítico sobre la enseñanza médica en la Universidad de Caracas. Puso al desnudo las deficiencias , irregularidades y absurdos de la organización médica vigente, y propuso las modificaciones pertinentes  que convendría adoptar para satisfacer las exigencias de la ciencia médica moderna, la cual había comenzado un proceso de desarrollo en Europa.

Cabe aclarar que, en aquél entonces, para hacerse candidato a estudios de medicina, era menester graduarse de bachiller en la mención Filosofía y haber aprobado materias generales como el latín, griego, filosofía, álgebra y geografía, entre otras. Esto, a los ojos de Razetti constituía un craso error, pues no se contemplaban estudios en materias como la química y biología, pues era necesario familiarizar a los estudiantes con materias de orden científico, para, de esta manera, alejar de los estudios médicos el aprendizaje empírico y no profesional, muy en boga en aquella época.

El programa d estudios propuesto por el Dr. Razetti contenía un curso completo de seis años, divididos en la forma siguiente: 
  • Primer año: Botánica, zoología médica, anatomía (primer curso),y trabajos prácticos de histología y disección.
  • Segundo año: Física médica, química médica, química biológica,  anatomía (segundo curso), fisiología y disección.
  • Tercer año: Patología general, patología interna, trabajos prácticos de bacteriología y clínica médica.
  • Cuarto año: Patología interna, medicina operatoria y aparatos, clínica quirúrgica.
  • Quinto año: Terapéutica, farmacología e higiene, ginecología, anatomía patológica, , clínica, dermatología y sifilografía.
  • Sexto año: Medicina legal, toxicología, obstetricia, clínica de partos y pediatría.
La estructura de base propuesta se fundamentaba en la necesidad de incluir los estudios prácticos inseparables de toda ciencia de observación y experiencia. este plan respondía, en consecuencia, a un programa de transformación  basado en el diagnóstico y observación  de una sociedad .Las propuestas del Dr Razetti iban más allá de lo que se estipulaba en la época, pues incluía una visión de corte social, al crear secciones y servicios, como la Clínica Quirúrgica y el de la Clínica Sifilográfica, que hacían evidente su utilidad.

Fue su deseo crear en la Universidad de Caracas, una facultad de medicina bien organizada, bien dotada, con buenos profesores e independiente de la influencia política .Razetti era firme creyente que la centralización era la vía para alcanzar el progreso científico venezolano.

La Sociedad de Médicos y Cirujanos de Caracas, institución creada en 1893, recibió un fuerte impulso al incorporarse a sus filas el Colegio de Médicos, fundado en 1885. de igual modo surgió la idea de crear el estado sanitario de Caracas a través de la estadística demográfica. ya para el siglo XX se había empezado a "inculcar" en los médicos nacionales la participación activa en el mejoramiento de las condiciones de salubridad de Carcas, urgida de este elemento por la aplicación de políticas públicas de vieja data que no se adecuaban a las nuevas realidades.

Se buscó la creación de dependencias internas especializadas para el estudio científico, como el Laboratorio de Bactereología junto con la instalación del Hospital Vargas de Caracas, allí se propulsó la modernización de la medicina mediante programas y  estudios donde se llevaron a cabo el uso de nuevas técnicas científicas

Toda esta etapa de suma de esfuerzos condujo al establecimiento de la higiene y salubridad como una actividad oficial, que se había visto obstaculizada por factores de tipo político.Pero eventos nefastos como la epidemia de Viruela del año 1898, hizo dar a luz la necesidad de una conciencia  acerca  de la higiene y la sanidad como asunto de estado. la Sociedad de Médicos Y Cirujanos de Caracas propuso la creación y establecimiento de la Dirección de Higiene y Estadística Demográfica del Distrito Federal. La historia de vida de esta institución fue accidentada, pues no fue sino hasta 1902 cuando se puso en vigencia un viejo decreto cuya aplicación estaba referida al establecimiento real de esta dependencia.

Durante los primeros años del naciente siglo XX el gremio médico venezolano se constituyó como punta de lanza, como vanguardia dentro de lo que hoy en día llamamos políticas públicas en cuanto a la salud. en la primera mitad del siglo XX, sin embargo, la investigación médica jamás contó con una política real y abundante de asistencia permanente, pues los logros en el área de la investigación científica se dieron más por el esfuerzo individual y autodidacta, que por una política de estado que comprendiera la importancia del fortalecimiento de ese sector de la vida nacional. Existía en los galenos de ese período un auténtico sentir y preocupación por el área de la salud de la población; Aun, esa nefasta concepción de la medicina clientelar, correspondiente a la segunda mitad del siglo XX en cuestión, no había hecho su aparición en el gremio médico como tal.

OFICINA DE LA CRONISTA DE GUARENAS
FUENTE DOCUMENTAL: PUBLICACIÓN "TIEMPO Y ESPACIO VOLUMEN X"